jueves, 27 de marzo de 2014

Barcelona I



No hace mucho os mostraba los encantos de Madrid, ciudad de la que he disfrutado durante casi 4 años. Como sabéis he vuelto a vivir a Catalunya y por lo tanto me animo a hacer la contrapartida mostrando los lugares más bonitos de Barcelona, pero esta vez por partes. En este primer artículo os muestro una de las zonas más turísticas y agradables que se podría visitar perfectamente en un día y podría servir para tomar un primer pulso a la ciudad. Se trata de un recorrido que comprende los barrios de l'Eixample dreta y la Barceloneta en las que encontraremos: edificios históricos, plazas emblemáticas, tiendas, museos, teatros y... el mar. Completo, ¿no? En Barcelona en general, y en esta zona en particular, existen muchas opciones de alojamiento que se adaptan a cada estilo y necesidades del viajero, si preferís prescindir del hotel y tener un espacio para sentiros como en casa también es posible encontrar apartamentos baratos. ¡Empezamos!



PASSEIG DE GRÀCIA (PASEO DE GRACIA)

Passeig de Gràcia és una de las calles más conocidas de la capital catalana con acceso a través de metro (líneas: 2,3 y 4) y tren lo que la convierte en uno de los principales puntos de entrada a la ciudad.

- Tiendas

A parte de pasear tranquilamente por sus amplias aceras nos podremos entretener viendo escaparates de las más importantes firmas de moda y si el bolsillo lo permite podréis dar rienda suelta a vuestros caprichitos. 


Tiendas en el Passeig de Gràcia



- La Pedrera y la Casa Batlló

En el número 92 de la calle (metro: diagonal, líneas 3 y 5) encontramos uno de los primeros edificios de Gaudí que seguro nos llamarán nuestra atención: La Pedrera o Casa Milà. Podemos visitar su interior, una recreación de una vivienda y su azotea por 16.50 euros por adulto. Pero si lo único que pretendéis es contemplar su peculiar fachada lo podréis hacer de forma gratuita. 

Un poquito más a bajo en la misma calle nos toparemos con la obra maestra de Gaudí, la Casa Batlló (metro: passeig de gràcia, líneas 2, 3 y 4), una de las piezas clave de la arquitectura modernista de la ciudad. Se puede visitar el interior de la antigua residencia de los Batlló pagando la entrada de 20.35 euros por adulto.  Nuevamente, y bajo mi opinión, sólo con observar la fachada ya podemos darnos por satisfechos ya que, sin desmerecer nada, es para mi lo  mejor de la visita. 


Casa Batlló




PLAÇA CATALUNYA (PLAZA CATALUÑA)

Seguimos bajando por la misma calle de Passeig de Gràcia y a los pocos minutos reconoceremos perfectamente la Plaça Catalunya, siempre llena de palomas, que en ocasiones se convierte en el punto central de muchas manifestaciones como podría ser el caso de Sol en Madrid. Por otro lado, sirve de punto de enlace entre el Passeig de Gràcia y la Rambla. 


Plaça Catalunya



Plaça Catalunya



Plaça Catalunya



Plaça Catalunya





LA RAMBLA

No hace falta mucha presentación para uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad: la Rambla. Un lugar de paseo, de compras y de enlace con otros puntos importantes durante nuestra visita a Barcelona. Es uno de los puntos más frecuentado por turistas con lo que también se suele decir que es uno de los puntos favoritos de los carteristas, o por lo menos lo era, aunque creo que últimamente hay bastante más control. Se aconseja tener cuidado de no dejar desatendidas nuestras pertenencias pero como lo haríais en cualquier ciudad grande, sin más. He paseado muchas veces por las ramblas y nunca he tenido ninguna experiencia desagradable, ni he visto ningún tipo de robo aunque no está de más ser precavido. 


La Rambla



- Font de Canaletes (Fuente de Canaletas)

Al inicio de las ramblas encontramos la Font de Canaletes que reconoceréis enseguida si sois culés ya que es el lugar de celebración de los triunfos del Barça por excelencia, como sería la Fuente de Cibeles para los madridistas o la Fuente de Neptuno para los colchoneros, en Madrid. 



Font de Canaletes



- Teatre del Liceu (Teatro del Liceo)

En el número 51-59 de la Rambla (metro: Liceu, línea 3) se halla el teatro activo más antiguo de la ciudad ya que data del 1847. Hace justo 20 años el Liceu sufrió un grave incendio que destrozó la sala principal casi por completo. Actualmente existen visitas guiadas de 20 minutos o de 1h 10 minutos. 


Teatro del Liceo




- Mercat de la Boqueria (Mercado de la Boquería). 

Siguiendo con nuestro recorrido, en el número 91 de la rambla llegamos al Mercat de Sant Josep o la Boqueria (metro: Liceu, línea 3). Podría ser el equivalente al Mercado de San Miguel de Madrid pero diría que la Boquería es más grande y contiene más variedad de artículos y productos exóticos. Existen todo tipo de puestos desde carne, frutos secos, frutas, zumos, especies, etc. Hasta hace pocos años incluso había puestos de venta de insectos pero sanidad los prohibió hace unos 5 años. Veréis la gente del barrio comprando en puestos de toda la vida pero sobretodo turistas con cámara en mano haciendo clics sin parar. 



La Boqueria




La Boqueria




La Boqueria



La Boqueria



Dentro del mercado también hay zonas de restauración en las que podremos parar a comer o a tomar algo para descansar unos minutos y recargar pilas para seguir caminando y descubriendo la ciudad andando, que es como a mi más me gusta visitar las ciudades. 


Reposando y cogiendo fuerzas en La Boqueria


La Boqueria



- Plaça Reial (Plaza Real)

Un poco más descansados nos ponemos de nuevo en las ramblas para continuar nuestra ruta siguiendo su trayectoria. Unos metros más tarde a nuestra izquierda encontramos una plaza que muchas veces no es tenida en cuenta en los itinerarios turísticos pero que a mi me encanta. Se trata de una plaza soportalada que guarda algo de parecido con la Plaza Mayor de Madrid ya que tenemos la posibilidad de sentarnos en una terraza para tomar algo y contemplar la variedad de personas que intentan ganarse la vida en ella haciendo algún espectáculo o vendiendo alguna cosita. Os dejo con un breve vídeo en el que se puede contemplar la plaza entera. 



Plaza Real




- Teatre principal


El teatro principal de Barcelona está situado en el número 27 de las Ramblas. En él podemos tomarnos un café, disfrutar de una obra, cena-espectáculo, concierto, evento o una sesión de discoteca en el club.



Teatro Principal



- Museo de Cera y El bosc de les fades (el bosque de las hadas)

Casi al final de la rambla a mano izquierda podremos visitar el Museo de cera (metro: drassanes, línea 3) pagando la entrada de 15 euros por adultos o bien entrar en el curioso bar del bosque de las hadas. Si tuviera que escoger me quedo con este último. Se trata de un bar que recrea un bosque con curiosos árboles humanizados, gnomos y hadas que te trasladan por unos momentos a un cuento infantil. Debo decir que el museo de cera nos decepcionó bastante. Fuimos hace unos 5 años, a lo mejor ahora ha cambiado pero en aquel momento los personajes no estaban nada actualizados y muchos de ellos eran presidentes de estado y personajes históricos o científicos. En cuanto a personajes famosos recuerdo a Lady Di con el look de los años 80 y Harrison Ford en la película de Indiana Jones, en busca del arca perdida. Lo que os decía, todo muy desactualizado, como si no se hubiera modificado en años. Nada que ver con el museo Madame Tussauds de Londres en el que pudimos ver actores, cantantes y personajes de películas muy actuales como los integrantes de Crepúsculo o Beyoncé, entre otros. Además, las figuras de cera de Londres estaban más conseguidas y guardaban más parecido con el personaje real que las de Barcelona. Cuando vivíamos por Madrid no fuimos al museo de cera de la capital por temor a nuevas decepciones pero tendríamos que haberlo hecho para tener la oportunidad de comparar.   





Entrada al museo de cera


En este punto, y no a lo largo de toda la Rambla como antiguamente, nos topamos con los famosos mimos. El ayuntamiento reguló la actividad de estos artistas limitando y controlando su acceso. Son el blanco de miradas y fotos de los turistas a los que parece hacerles mucha gracia. Yo siempre he admirado esta habilidad para permanecer inmóvil sin ni tan si quiera pestañear durante un buen rato. 


Mimos en el tramo final de la Rambla



Se acaban las Ramblas pero enfrente nuestro aparece otro de los símbolos de Barcelona: el mirador de Colón. Muchas personas piensan que se trata sólo de una estatua o un monumento y no saben que pagando 4 euros se puede acceder a su interior y subir 60 metros para contemplar las vistas del puerto y parte de Barcelona. 



Mirador de Colón



PORT VELL (PUERTO VIEJO)

Por fin nos acercamos al mar y lo hacemos pasando por el Puerto Viejo (Metro: drassanes, línea 3; barceloneta, línea 4), con su impresionante edificio. Cada vez que llego a este punto de la ciudad aparece en mi recuerdo el viaje que hicimos a Ibiza en 2006 ya que quisimos probar la experiencia de viajar en barco desde Barcelona a las Islas Baleares.


Edificio del Puerto de Barcelona


Edificio del Puerto de Barcelona



Y detrás: el mediterráneo con una pasarela de madera muy bien apodada la Rambla del Mar que nos conducirá al Maremagnum, un centro comercial de moda, gastronomía y ocio con unas vistas y una localización privilegiada frente al mar. 


Rambla del Mar




Maremagnum, centro comercial y de ocio


Por los alrededores y durante nuestro camino por la Rambla del Mar podremos contemplar numerosos barcos y yates amarrados en el puerto que conforman una estampa muy mediterránea y bien bonita de la zona. 


Puerto de Barcelona


Puerto de Barcelona



Puerto de Barcelona


Y finalmente, el último edificio que sobresale en el mar es el World Trade Center, uno de los parques empresariales más carismáticos de Barcelona que consta de salas de congresos y reuniones y un hotel 5 estrellas. Tuve la ocasión de comer allí una vez y no hace falta decir que se come de lujo y con unas vistas impagables. 


World Trade Centre



Hasta aquí este primer recorrido por una de las zonas más conocidas de Barcelona, en futuros posts espero descubriros rincones estupendos pero algo menos populares de la ciudad.


En este link podréis acceder al relato de Barcelona II


Relatos de otros viajeros #postamigo

- Viajar Code: Verónica - Un día recorriendo ciutat vella


lunes, 24 de marzo de 2014

Jardí botànic Marimurtra (Blanes, Girona)




Hoy os presento un rincón de la costa gerundense, en la Costa Brava. Se trata del Jardín Botánico Mar i Murtra de Blanes dedicado sobretodo a la conservación de especies en peligro de extinción y a la investigación biológica. Pero no lo destaco por este motivo sino por su valor paisajista ya que durante nuestro paseo disfrutamos de la naturaleza al aire libre y rincones singulares con estupendas vistas al mar y a los acantilados de la Costa Brava. 




Especies que encontramos en el Jardín Botánico y el estanque


Escaleras de Goethe

Estas escaleras me enamoraron rápidamente porque acompañadas de vegetación a ambos lados y con vistas al mar mediterráneo y a sus acantilados forman un paisaje que no me cansaría de contemplar. Es uno de esos puntos del que no tienes constancia en una visita y por lo tanto no te esperas y que al aparecer te sorprende en positivo y no puedes evitar soltar un tímido: "oohhh..."


Escaleras de Goethe




Templete de linné

Al final de las escaleras encontramos una nueva sorpresa en forma de templete: una cúpula roja sujetada por columnas blancas, en el que nos podemos sentar y disfrutar del paisaje que aparece frente a nosotros. El color cambiante del agua y el movimiento suave del mar bañando las rocas nos ofreció un espectáculo que no dejaba de variar y nos fue aportando, por lo menos en mi caso, tranquilidad y sosiego. 


Templete de linné



Mirador Von Humboldt

Pero las vistas al mar no terminan en el templete sino que retomando el recorrido llegamos al Mirador Von Humboldt en el que pudimos detenernos de nuevo a observar y disfrutar el mar y la costa.



Mirador Von Humboldt



Mirador Von Humboldt


Mirador Ramon Margalef

Seguimos viendo plantas, caminando tranquilamente, pasando por plazas, notando la brisa marina y nuestro recorrido llegó al mirador Ramon Margalef, uno de los lugares que más disfruté del jardín. Las vistas a una pequeña cala solitaria rodeada de nuevos acantilados son espectaculares. Además, los colores turquesas del agua enamoran y poder sentarte en esos ventanales a observarlo en silencio no tiene precio. 



Mirador Ramon Margalef






Vistas desde el Mirador Ramon Margalef



Mirador Ramon Margalef





Salimos del jardín con muy buena sensación. No somos expertos en plantas y de hecho dudábamos sobre si hacer o no esta visita pero Marimurtra no sólo ofrece atractivo a los amantes de la jardinería sino a cualquiera que quiera además apreciar unas bonitas vistas al mar. 

Ya habíamos visitado el Jardín Botánico pero nos quedaban todavía horas de sol, ¿podíamos hacer algo en los alrededores? ¡Por supuesto que sí! Nos fuimos al Castell de Sant Joan (Castillo de San Juan), del que os hablé en mi recopilación de 10 castillos con encanto en España


Castell de Sant Joan, Blanes


Hoy en día queda poco del castillo que se construyó a principios del s.X pero lo que nunca se le podrá arrebatar a esta fortaleza son sus vistas. Obtuvimos una imagen nítida de Blanes, su costa y uno de sus emblemas, la palomera. Se trata de una gran roca, que divide la bahía en dos, a la que se puede acceder mediante unas escaleras y nos sirve de mirador. 


Castell de Sant Joan



Vistas a Blanes desde el castillo



¿Tenéis más ganas de mar? Pues otra opción es visitar alguna de las playas o calas que existen por la zona. Una de mis favoritas: la Cala Sant Francesc, situada entre Blanes y Lloret de Mar. 


Cala sant francesc, Blanes

Es fácilmente accesible en coche y dispone de servicio de duchas, baños, bar, restaurante (al que por cierto se come bien a un precio muy razonable teniendo en cuenta que es el único restaurante de la cala, frente al mar y que para ir a otro tienes que coger el coche e irte a Blanes o Lloret). Además, esta cala está rodeada de vegetación y es pequeñita, lo que le da más encanto fuera de temporada porque en verano se llena bastante. Los colores del agua muchas veces han hecho replantearme la fama que tienen otros lugares que adoramos. Muchas veces deberíamos valorar más las buenas y bonitas playas que tenemos dentro de nuestro territorio. 


Cala Sant Fracesc



Cala Sant Fracesc



Cala Sant Fracesc



Cala Sant Fracesc




Es muy fácil encontrar hoteles en esta zona. Una opción de alojamiento és Lloret de Mar, justo en la población de al lado de Blanes. Lloret es conocida por ser lugar de veraneo y de desfase de jóvenes europeos que vienen en busca de alcohol y fiesta. Pero a pesar de esto Lloret tiene lugares que bien merecen una visita como el castillo a pie de la playa sa caleta o el mirador del monumento a la mujer marinera, entre otros.  Aunque también es cierto que Lloret es de las poblaciones con más afluencia de turistas en verano, así que si os gusta el ambiente es un lugar ideal pero si preferís la tranquilidad seguramente disfrutaréis más de otros pueblecitos de la Costa Brava menos concurridos, pero preciosos, de los que os hablaré en otra ocasión. 


Castillo, Lloret de Mar