miércoles, 9 de mayo de 2012

Playas Ibicencas





MI MEJOR MOMENTO/FOTO DEL VIAJE:

Cala conta





ALOJAMIENTO: Hotel Puchet. Es un tres estrellas situado en una zona tranquila de Sant Antoni de Portmany,  apartado de la agitada zona de vida nocturna, a unos 900 metros del centro y a unos 500 del paseo marítimo. Cuenta con una piscina exterior y zona de aparcamiento grauita. En 2006, cuando estuvimos allí, se trataba de un sencillo pero económico y cómodo hotel. Actualmente ha sido completamente reformado con lo que ha ganado más puntos si cabe. A continuación pongo algunas fotos actuales del hotel (de la web).




Imágenes del hotel a día de hoy




En esta ocasión no voy a escribir un diario detallado día a día de la semana que pasamos en Ibiza, en septiembre del 2006, ya que éste podría ser un poco repetitivo puesto que nuestro día a día consistía en desayunar, coger el coche que alquilamos el primer día e ir en busca de playas y de tranquilidad, no mucho más. A Kilian no le hacía mucha gracia la idea de visitar Ibiza por su fama de fiesta y desenfreno que para nada concuerda con nuestras preferencias. Pero si una cosa puedo destacar de Ibiza es que se adapta perfectamente a ti, a tus gustos y a tus necesidades. Es una isla totalmente polifacética pudiendo ser descarada, atrevida y extrema o bien tranquila, apacible y relajada. Tiene una gran concentración de macrodiscotecas y una abultada oferta de ocio nocturno pero no por ello estás obligado a formar parte de los visitantes que viven de noche y duermen de día. Nosotros no pisamos ni una discoteca y nuestro plan era totalmente el contrario: dormir, levantarnos prontito e irnos a la playa cuando ésta empezaba a desperezarse y cuando estaba tan vacía que podíamos disfrutar de sus aguas casi de forma exclusiva, hecho impensable en una isla tan masificada durante los meses de verano. 

Después de contaros como llegamos a la isla y concretamente al hotel mostraré, una a una, las playas y calas que más nos cautivaron por su tranquilidad y por sus aguas de color turquesa, así como los pueblos y restaurantes más destacables a nuetro parecer.




No habíamos viajado nunca en barco así que esta vez decidimos hacerlo (aunque no fue muy buena idea...).  A las 16h zarpamos del puerto de Barcelona en el barco que en 3 horas y media nos tenía que llevar al puerto de Ibiza. Unos días antes de salir reservamos un coche que recogeríamos en una oficina cerca del puerto sobre las 19.30h de la tarde pero una avería en los motores del barco convirtió la travesía de 3,5h en 6 largas horas con lo que llegamos a Ibiza sobre las 22h. La oficina de reserva del coche cerrraba a las 22h así que a medio camino y desde el barco intenté llamarlos para avisar de que llegaríamos más tarde por el problema que estaba teniendo la embarcación que por favor nos esperaran. Conseguí disponer de cobertura durante escasos minutos en los que pude tener una conversación entrecortada con una chica que no me aseguró que nos fueran a esperar a nuestra llegada. Al pisar el puerto de Ibiza y una vez situados empezamos a correr por el paseo marítimo en busca de la oficina de aquiler rezando por encontrarla abierta puesto que teníamos nuestro alojamiento reservado en Sant Antoni de Portmany, a unos 15km de Ibiza y no sabíamos si podríamos disponer de algún tipo de transporte público a esas horas. Acalorados llegamos a la oficina cuando los empleados ya se habían ido y el dueño estaba cerrando las puertas de su oficina. Le rogamos que nos atendiera recordándole que había avisado por teléfono de nuestro retraso y aunque al principio se negó, accedió diciendo que nos cobraría un pequeño suplemento por haber venido 3 horas más tarde de lo previsto. Le hicimos saber que estábamos de acuerdo y al final nos alquiló el coche sin ningún suplemento, al precio pactado previamente. Llegamos al hotel, hicimos el check-in, cenamos en el mismo hotel si mal no recuerdo y nos fuimos a dormir. Al día siguiente empezó nuestro recorrido por la isla en la que visitamos: Sant Antoni de Portmany y Santa Eulalia principalmente. De las playas que vimos la que más nos gustaron fueron: Cala Bassa, Cala Compta, Cala Tarida y la Playa de las Salinas.








SANT ANTONI DE PORTMANY


Aunque se podría destacar la Capilla subterránea de Santa Inés o la Iglesia de San Antón, nosotros nos quedamos con tres cosas:

- Las tranquilas caminatas por el paseo marítimo y el puerto que a menudo terminaban  con una parada en alguna de las muchas terrazas que encontrábamos a nuestro paso...



Tomando algo en el paseo marítimo de Sant Antoni de Portmany
 



- Las puestas de sol desde cualquier punto del paseo. Dicen que éstas son especiales desde el famoso bar Café del Mar acompañadas de música y una copa entre las manos. No lo dudo pero se puede obtener la misma imagen desde cualquier otro punto sin necesidad de acudir a este masificado local.


Puesta de sol en Sant Antoni de Portmany







- Una cenita en el restaurante Villa Mercedes. Se trata de un edificio de estilo colonial situado en el puerto con una terracita muy agradable. Es un sitio con mucho encanto, con buena comida local y música suave que te hace sentir muy a gusto. Permite que disfrutes de una perfecta velada. El personal es muy atento y existe una zona con música chill-out para tomar una copa después de cenar de forma muy relajada. El precio no es muy económico pero tampoco nada desorbitado. Nos encantó y repetiremos si algún día volvemos a Sant Antoni.


Cenando en Villa Mercedes




Villa Mercedes de día





SANTA EULALIA

Santa Eulalia nos gustó por su tranquilidad. Es una ciudad menos frecuentada por los turistas que visitan la isla, quienes suelen repartirse entre Ibiza ciudad y Sant Antoni, sobretodo la gente más joven y con ganas de fiesta. Posiblemente elegiríamos Santa Eulalia como destino si volviéramos a la isla.

Cuenta con un paseo marítimo con oferta de restaurantes y bares pero Santa Eulalia es famoso por sus mercadillos de artesanía hippy:

- El mercadillo de Santa Eulalia o del Paseo de S'Alamera. Su recorrido va desde el ayuntamiento hasta el paseo marítimo y en verano está montado de lunes a sábado de 9-22h.

- Punta Arabí. Abren los miércoles de 10h-18h, con música en vivo a partir de las 14.30h. Cuenta incluso con servicio de guardería.









Comiendo en el paseo marítimo de Santa Eulalia







CALA CONTA


Se encuentra a 13km de Sant Antoni y para nosotros fue, sin duda, la mejor. Nos gustan mucho más las pequeñas calas que las grandes playas con lo que Cala Conta cumple con nuestro primer requisito.

Tiene un fácil acceso con el coche ya que éste se deja en una gran esplanada situado a pocos metros de la playa, lo que a su vez puede suponer un inconveniente porque llega mucha gente hasta ella. Pero si uno decide ir pronto puede disfrutar de la belleza de sus aguas de forma muy tranquila.

Desde el aparcamiento se accede a un pequeño barranco que ofrece una inmejorable vista del lugar. Nos encotramos con un cabo con playa a ambos lados y s'illa d'es Bosc, un islote enfrente que nos deja una imagen de postal.

La arena es dorada y fina. Sus aguas son limpias, transparentes y poco profundas con lo que el baño es más que agradable.

Existe un chiringuito para comprar bebidas y refrescarse así que... ¿Qué más se puede pedir? Es una de las mejores playas en las que he estado hasta el momento y volvería allí ahora mismo! De hecho cuando estuvimos en Ibiza teníamos la idea de recorrer y probar muchas playas distintas pero repetimos en esta playa varias veces. ¿Por qué buscar mucho más si esta nos había encantado? Probamos otras por si alguna nos gustaba más pero ninguna superó ésta... Juzgad vosotros mismos... 



















CALA BASSA

Otra bonita cala es Cala Bassa. Es un poco más grande que Cala Conta pero cuenta igualmente con aguas turquesas, limpias y poco profundas que invitan a un baño muy relajante y han merecido la bandera azul en numerosas ocasiones.

También tiene un aparcamiento gratuito a 5 minutos caminando de la playa. Se diferencia de Cala Conta en que está rodeada de bosque con zonas tranquilas donde uno puede acampar y estar más retirado de la zona de sombrillas y tumbonas. Los alrededores contienen pequeños acantilados desde los que los más atrevidos se divierten saltando al agua.  

Existe una zona de chiringuito-restaurante a pie de playa en el que decidimos probar. Debo decir que no comimos nada del otro mundo y el precio fue un poco elevado. Supongo que pagas más por el lugar donde comes que por lo que realmente comes...















PLAYA DE LAS SALINAS


Es una de las playas más populares de Ibiza y es también apodada "la playa de los famosos" por la gran cantidad de celebrities que deciden darse un baño en sus transparentes aguas. Nosotros no vimos ninguno aunque también debo decir que no estaba por la labor de examinar quien estaba tumbado en las tumbonas... El color blanco de la arena y el azul del agua me invitaba a mirar al frente y no a los lados.

Está situada en el Parque Natural de las Salinas, salinas que pueden contemplarse desde el coche en el recorrido para llegar hasta esta playa. El aparcamiento es de pago (unos 3 euros todo el día) y para acceder a la playa hay que atravesar una pasarela de madera que ayuda a conservar la zona de dunas que se encuentran a sus lados. 
Si las calas anteriores eran poco profundas esta playa se lleva la palma! Puedes caminar metros y metros con el agua por debajo de las rodillas!

Existe variedad de chiringuitos, algunos con música, otros más exclusivos y de lujo. Lo curioso de esta playa es que además de encontrarte vendedores de bebidas o frutas verás chicos y chicas estupendos vendiendo tickets o regalando promociones para las discotecas. Saben que muchos jóvenes con ganas de pasarlo bien se reúnen en esta playa con lo que tienen el mercado ideal para promocionar sus locales.

Otro elemento destacable de esta playa son los yates amarrados enfrente de la playa de ricos y famosos que gozan con el servicio de los chiringuitos que les sirven en los propios yates.









CALA TARIDA

El color de sus aguas es igual de precioso pero dentro de las calas y playas más bonitas de Ibiza ésta es de la que menos nos gustó por ser la menos virgen. Su acceso es cómodo pero se encuentra más urbanizada que las demás y esto le resta encanto.

El saliente de tierra divide esta cala en dos partes, la derecha se caracteriza por unas aguas tranquilas mientras que en la izquierda abundan más olas con lo que aquí todo el mundo está contento: quienes quieren aguas calmadas pueden tenerlas así y quienes quieren jugar con las olas también tienen acceso a ellas.











Y hasta aquí nuestro repaso por las playas y calas ibicencas. Hay muchas más y seguro que muchas tienen mucho encanto, pero en una semana no nos dio tiempo de recorrer muchas más puesto que Cala Conta nos cautivó y decidimos repetir varias veces en ella. Como dije al principio Kilian no estaba muy convencido de venir a Ibiza por su fama de desenfreno pero volvimos los dos encantados y con ganas de volver. Se ve por nuestras caras que muy mal no lo pasamos en Ibiza... no?






LO MEJOR: Cala Conta y en general las playas y calas a las que fuimos. También las cortas distancias en esta isla.

LO PEOR: Las 6h de ida y 3,5h de vuelta en barco cuando podíamos haber estado prácticamente 30 minutos para ir y 30 para volver en avión.







Relatos de otros viajeros #Postamigo:

Viajes & Eventos - Los encantos de Ibiza


8 comentarios:

  1. Buf, qué odisea para llegar, menos mal que al final pudisteis convencer al del alquiler que si no...A mí en general todas las zonas de playa nunca me han llamado la atención mucho ya que no me gusta la playa pero Ibiza y Lanzarote no sé por qué me llaman mucho la atención y viendo tus fotos me han entrado muchas más ganas de ir aunque seguramente cuando lo haga escogeré el avión, jejejeje!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertarás con el avión!! Quisimos probar lo del barco pero nos salió rana... Además como no tienes asientos asignados y todo el mundo va paseando por allí puede que te levantes y cuando vuelvas alguien haya ocupado tus asientos y tengas que buscar otro, parece el juego de las sillas! Y por colmo el barco no tenía terraza con lo que nos tuvimos que contentar con ver el mar desde las ventanitas. Nunca más, para un trayecto de este estilo, para un crucero ya no digo que no, jejeje.

      A nosotros nos encanta la playa y en este sentido Ibiza no nos defraudó para nada. Eso sí si no te gusta la playa ni el jaleo te aconsejo que vayas en temporada baja para disfrutar de los pueblecitos y la tranquilidad que no hay en verano. Por cierto en Costa Rica debe haber playas espectaculares, no me dirás que no te zambulliste en pleno Caribe no?? Que me da algo... jejeje

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. Hola Anna,

    Visité Ibiza hace unos años. Todavía me acuerdo del alojamiento en el que estuvimos que era para salir corriendo...la verdad y si te soy sincero esperaba un poco más de la ciudad. Como estuvimos muy pocos días y nos movimos en transporte público, además de Ibiza sólo visitamos Santa Eulalia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor!!!

      Nosotros en Ibiza ciudad estuvimos poco, sólo unas horas antes de volver a coger el barco a la vuelta. Estoy de acuerdo en que la ciudad en sí no tiene mucho que destacar y de hecho Sant Antoni tampoco por esto me he centrado más en las calas cercanas que para mi es lo mejor de Ibiza. Para otros a lo mejor será la fiesta y el jaleo pero nosotros disfrutamos más de un ambiente más relajado... Hemos estado también en Mallorca y Menorca (aunque en temporada baja) con lo que tendremos que volver para comparar las playitas..

      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Vaya playas tan estupendas, y encimas vacías (llenas pierden mucho encanto). Vaya historia la del barco, tiene tela pasar el doble de tiempo del esperado, en fin, gajes del viajero. Nunca he estado en Ibiza, como vivo en zona de playa, los destinos playeros no son prioritarios para mí, pero reconozco que esas calitas vacías son muy atractivas. Un saludo, muy buena entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros somos unos enamorados del mar y la playa. A mi me tira mucho el agua (también me gusta bucear) y a Kilian los chiringuitos!! jejeje. En el sur teneis playas buenísimas y muy buen ambiente, pero pudiendo disfrutar de ello prácticamente a diario es normal que te fijes en otros destinos!! Si algún día os cansais de la costa del sol, Ibiza ofrece calas muy agradables...

      Gracias por pasarte por el blog!!

      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Yo este verano estuve 10 dias en Ibiza, y ya había estado en varias ocasiones... Adoro la isla me encanta. Me encantan sus playas, su ambiente, su gentes, la gastronomía, las puestas de sol, los paisajes de interior.... Me encanta la isla.

    Yo tengo también subido un post de IBIZA.

    Besitos,

    Trini.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando fuimos teníamos en la cabeza la idea de la fiesta y el desenfreno en Ibiza y no sabíamos muy bien con lo que nos íbamos a encontrar pero nos encantó. Sus playas son increíbles pero como dices también su gente, la gastronomía, etc. Un buen lugar para descansar y desconectar bien cerquita... Miraré tu post de Ibiza para recordar lo que vivimos por la isla.

      Un abrazo!!

      Eliminar