domingo, 31 de julio de 2011

Nicaragua (Julio 2010)






MI MEJOR FOTO/MOMENTO DEL VIAJE:

Mirador catarina con el lago de apoyo y de Managua al fondo




ITINERARIO:

- DIA 1 (25 julio): Barcelona - Amsterdam - Panamá - Managua
- DIA 2 (26 julio): Managua - Bluefields
- DIA 3 (27 julio): Bluefields
- DIA 4 (28 julio): Bluefields
- DIA 5 (29 julio): Bluefields - Corn Island - Managua
- DIA 6 (30 julio): Managua - Granada - Managua
- DIA 7 (1 agosto): Managua
- DIA 8 (2 agosto): Managua - Miami - París - Barcelona



















LOCALIZACIÓN: País centroamericano, ubicado entre el océano Pacífico al oeste y el mar Caribe por el este. Limita con Honduras al norte y con Costa Rica al sur.

IDIOMA: Español (90% población), inglés criollo, miskito, rama y sumo.

MONEDA: Córdoba.

DIFERENCIA HORARIA: En el momento del viaje Nicaragua tenía 8h menos. 1 euro = 32 córdobas.

ALOJAMIENTO:

- Bluefields: Hotel Caribbean Dream. Nos dijeron que era el mejor de la ciudad. Para nosotros es un hotelito de 2 estrellas muy sencillo, sin lujos pero por lo menos las habitaciones estaban limpias y disponían de aire acondicionado, televisión y wi-fi (de pago). Eso sí, sin agua caliente! Aunque estamos en el caribe a altas temperaturas la ducha fría mañanera cuesta, pero espabila a cualquiera! La comida muy abundante y rica, al igual que sus zumos naturales (de tamarindo, maracuyá... mmmmhhh). El servicio, en el restaurante, muy atento.











- Managua: Hotel Best Western Las Mercedesun buen hotel, con buenos servicios e instalaciones. Su ubicación es muy cerca del aeropuerto, justo al otro lado de la calle.







Este es el recorrido que haremos dentro de Nicaragua: Managua - Bluefields - Corn Islands - Managua. Llegaremos a Managua solamente como enlace a Bluefields. Pasaremos unos días en esta ciudad costera bañada por el Caribe acompañadas de nuestra amiga Neidy. El quinto día tomaremos un nuevo avión rumbo a Managua, con una breve escala en Corn Island. Los días que pasemos en Managua nos serviran para visitar la auténtica naturaleza de Nicaragua que se ha ganado el apodo de la tierra de los lagos y los volcanes. Tenemos previsto no perdernos: el lago de Nicaragua, lago de Managua, lago de Apoyo, las Isletas, Granada y el volcán Masaya.







DIA 1 (25 julio): Barcelona - Amsterdam - Panamá - Managua


Salgo de mi casa a las 3h de la mañana, sin dormir, para dirigirme al aeropuerto de Barcelona (79 km, una horita). A las 6h sale el primer avión del viaje hacia Amsterdam. Vuelo puntual y llegamos a Schiphol. Me quedan 4 horas para el siguiente vuelo pero no me atrevo a salir del aeropuerto puesto que he tenido que recoger el equipaje y tengo que volver a facturarlo y por lo tanto sería un poco justo de tiempo. Ya no veré mis maletas hasta Managua (si todo va bien...). La espera no se hace larga ya que el aeropuerto de Shiphol realmente está pensado para los viajeros y por lo tanto tiene un sinfín de posibilidades para matar el tiempo tales como una sala con piano, un salón emulando una chimenea, etc. Aprovecho para comer un poquito.







Son las 13.30 y embarcamos de nuevo hacia Panamá (hablo en plural ya que viajo con una compañera de trabajo). Tenemos por delante 11 horas, surcando los cielos, que aprovechamos para hablar, leer, ver películas en el monitor (Avatar), jugar a jueguecitos en la pantalla, etc. Tengo que decir que viajamos con la compañía KLM y puedo decir que es la mejor con la que he viajado hasta ahora. El avión es muy moderno, el catering realmente bueno (cosa rara!!), además antes de cada comida te ofrecían unas toallitas húmedas para que todos los pasajeros pudieran asearse las manos. Además contínuamente pasaban con bandejas de bebida, etc.

Llegamos a Panamá, allí disponemos aproximadamente de una hora para cambiar de avión rumbo a Managua. Tras 1,5 horas de vuelo más, llegamos. Estamos cansadas, para nosotras son aproximadamente las 4.30 de la madrugada (hace más de 24 horas que salí de casa!) pero aquí toca atrasar ocho horas el reloj, así que las 20.30 de la tarde!! Pasaremos lo que queda de día en el hotel en Managua y muy pronto nos iremos a descansar ya que mañana a las 6.30 de la madrugada (dentro de 10 horas) sale nuestro último vuelo hacia Bluefields, un vuelo interno de un poco más de una hora de duración. Antes una duchita (con agua casi fría... con lo que se convierte en una ducha ultrarápida...) y caigo rendida. Aunque el hotel se encuentra a pocos metros del aeropuerto el ruido de los aviones no me ha molestado en toda la noche, no se si porque no hay vuelos o porque el cansancio me ha hecho caer en un sueño profundo y reparador...

Son algo más de las 4 de la madrugada y suena el despertador, arriba!! El aeropuerto para los vuelos nacionales (La Costeña) se encuentra pegado al Aeropuerto Internacional de Managua y nos sorprende por su  falta de modernidad. Tenemos la reserva de vuelos hecha aunque tenemos que recoger los billetes con lo que vamos con un poco de tiempo. El embarque es manual, inscriben todos nuestros datos a mano en un libro de registro, pagamos las tasas (unos 2 euros) y nos dan un cartelito que indica nuestro destino, este será nuestro billete. Hemos llegado un poco pronto, así que esperamos en una salita de espera. Cuando apenas son las 6 de la mañana llega un señor y llama a todos los pasajeros que tengan como destino Bluefields, nos conduce (caminando) a una avioneta (cuando la vimos de lejos nos hechamos unas risas bromeando si aquel sería nuestro avión... Y resultó que sí!!!) y nos vamos! Aquí los horarios son aproximados, es decir cuando llenan un avión salen, independientemente de la hora que tengas asignada...






La avioneta no es muy grande con lo que cuesta un poco entrar en ella y acomodarse. Es muy curioso desde éste punto controlamos todos los pasos de piloto y copiloto. La verdad, no da sensación de seguridad, pero llegamos sin problemas.







Ahora sí, son las 8 de la mañana y estamos en Bluefields, donde nos espera una lugareña conocida nuestra, Neidy. La pista de aterrizaje también es muy curiosa, es una carretera de aproximadamente 0,5 km donde el piloto tiene que aterrizar y girar para volver a salir por la misma pista. Entramos en el aeropuerto (por decirlo de alguna manera) y solo vemos unos baños, así que preguntamos por donde saldran las maletas y nos hacen un gesto señalando la puerta por la que acabamos de entrar desde la pista, y allí las vemos, en el suelo, cerca de la avioneta!! Salimos de nuevo, las recogemos y ahora sí que vamos en busca de Neidy.

Llegamos al hotel en el que nos hospedaremos 3 noches y aprovechamos para desayunar ya que al salir tan pronto sólo hemos podido comer unas galletas que habíamos comprado en el aeropuerto de Amsterdam. En Bluefields desayunan fuerte (pescado, arroz, frijoles, etc.), así que Neidy se sorprende de que sólo queramos unas tostadas y un café. Charlamos, charlamos y charlamos y nos decidimos a visitar un poco la ciudad, pero antes nos aplicamos repelente antimosquitos, hecho que repetiremos 2-3 veces al día.  

El monumento más importante y significativo de la ciudad es el monumento a la autonomía del Parque Reyes.  Este monumento representa a los seis grupos étnicos de las Regiones Autónomas del Atlántico Sur unidos (misquitos, sumus–mayangna, ulwas, garifunas, creoles, ramas y mestizos), levantando la antorcha de la libertad para emprender juntos el andar.








Pasamos por la iglesia






Y nos dirigimos a la modesta universidad de URACCAN donde trabaja Neidy. Por este motivo nos conocimos, hemos hecho algunas colaboraciones con esta universidad a través de un proyecto de cooperación. Ésta está situada en la parte más alta de la ciudad y por lo tanto goza de espléndidas vistas de toda la ciudad y de la laguna. 







Vista de la laguna desde la universidad





Nos disponemos a bajar a la ciudad, pero nos encontramos con la sorpresa que el bus que hace el trayecto del centro a la universidad ha sufrido un ataque. Hay huelga de tranporte en respuesta al aumento del precio del carburante y como el bus seguía circulando (único medio de tranporte para llegar a la universidad, andando supondría 1,5h-2h dependiendo de donde se viva) le han pinchado las 4 ruedas... Las cambian y se atreve a seguir su ruta. Al día siguiente nos enteramos que volvieron a pinchar 2 ruedas más.








Nos vamos al hotel a descansar, cenar y dormir. En Nicaragua amanece muy temprano (antes de las 6 de la mañana) y anochece sobre las 6 de la tarde, así que por seguridad nos recomiendan no salir del hotel pasadas las 6. En principio no tiene que pasar nada, de hecho Bluefields es una ciudad mucho más segura que Managua por ejemplo, pero no es un lugar muy turístico así que dos chicas blancas destacan bastante y nos advierten que puede que haya alguien con necesidades económicas que aproveche para robarnos. Seguimos el consejo. De hecho nuestra amiga Neidy no nos deja solas tampoco durante el día, nos viene a buscar al hotel por la mañana y nos acompaña por la tarde, no se si como signo de la hospitalidad nicaragüense o por seguridad. Además siempre lo hacemos en taxi, bueno en "colectivo", que son taxis compartidos, muy baratos. Cada carrera cuesta siempre lo mismo independientemente de donde vayan, siempre dentro de la ciudad claro (unos 50 céntimos de euro si no recuerdo mal, pero a lo mejor lo utilizan unas 4-5 veces al día). La mayoría de la gente se desplaza así, pocos tienen coche ya que no les sale rentable. Pero nos sorprende que para andar dos calles deciden llamar al colectivo, no andan nada!! A veces insistíamos en ir caminando, si no era muy largo el trayecto, y no había manera. Pensé que al tener pocos recursos (en general) caminarían más... Andar es agradable para nosotros, si no tenemos prisa, cosa que allí no saben lo que es. Así que nos damos cuenta de que abusan del taxi y del teléfono móbil! Deciden llamar por cualquier tonterís, otra vez por lo mismo, a lo mejor por no caminar unos pasos y hacer la consulta frente a la persona en cuestión.

El tema de la calma es otro aspecto que choca con nuestra mentalidad europea. Nadie tiene prisa para nada. A lo mejor quedamos con Neidy a las 8.45 de la mañana (nosotras a las 8.35-8.40 ya estamos en la puerta) y no se presenta hasta las 9.45 y no pasa nada. Hablamos con ella de este tema y nos cuenta que esto es habitual, en la universidad los alumnos la estan esperando y siguen esperando hasta que llega, sin quejas, impasibles... Todo es muy relajado, los horarios son flexibles, no hay estrés. Lo comprobamos también en el bus. Como hay huelga hace pocos viajes, así que si hay capacidad para 30 personas a lo mejor vamos 50 y no pasa nada, todo son risas, bromas (se oye frases del estilo: "a meter tripa, a ver si así entra alguien más!!"), nadie se indigna ni se queja. Pienso que tendríamos que aprender un poco, pero a lo mejor no tanto... 


DIAS 3 y 4 (27 y 28 julio): Bluefields

Seguimos descubriendo Bluefields y no todo es bonito. Hay zonas donde existe bastante pobreza, aunque no miseria. Viven con muy poco, pero todos tienen para sobrevivir y se les ve felices. Los niños corretean descalzos al lado de sus casas, en zonas llenas de basura y escombros pero están alegres y tienen para comer. Lo que nos sorprende también es la gran diferencia de clases que se observa. Hay gente que no tiene nada y quien vive muy bien, como en todas partes... Pero lo que nos sorprende es que las clases no estan divididas en zonas. Es decir, en una misma calle puedes encontrar una chabola al lado de una "mansión". No hay barrios de ricos y barrios pobres, sinó una mezcla.










Lo que si que forma parte de la tónica general son los variados colores de las fachadas. Estamos en el caribe!!!!






Casi cada casa tiene una tiendecilla o algun puesto donde venden alimentos, ropa, etc.





Cuando llega la tarde, la mayoría de los días, nos sentamos en la terracita del hotel (con un refrescante zumo natural) y contemplamos como va cediendo la actividad y vaciando la calle a medida que se van apagando los últimos rayos de sol. Por la noche nos sorprende una furgoneta que pasa lentamente por la calle hechando un humo imposible de respirar, con un fuerte olor a gasolina. Muy desagradable. Nos enteramos que es para ahuyentar a los mosquitos.

















Casa justo delante del hotel (Aunque puerta y ventanas estan tapiadas estaba habitada!!)





Se acerca nuestra despedida y vamos con Neidy a comer a un típico restaurante con el tejado de paja. Procuramos, como cada día, no comer nada crudo ni beber agua no embotellada. Aunque digan que está filtrada para nosotros no es segura, el 90% de los pozos estan contaminados por bacterias inofensivas para los locales pero muy molestas para nosotros. Hay que estar muy alerta e incluso pedir todas las bebidas sin hielo porqué es raro que hagan los cubitos con agua embotellada. En el hotel Caribbean Dream sí, todo es seguro. Incluso cocinan con agua embotellada porqué estan acostumbrados a los turistas. Muchas de las personas que se hospedan allí son europeos o americanos que están allí por proyectos de cooperación, así que se aseguran que nadie enferme. Nicaragua depende muchísimos de este tipos de ayudas y convenios... Llega la comida, yo he pedido pollo acompañado siempre de frijoles, plátano frito (patacones) y arroz. Después de la agradable comida nos despedimos y nos vamos al hotel a preparar las maletas ya que mañana volamos hacia Managua para continuar solas nuestro viaje por el país de los lagos y los volcanes.










DIA 5 (29 julio): Bluefields -  Corn Island - Managua


Volvemos a la Costeña y volamos de nuevo a Managua. Antes paramos en Corn Island. Lástima que sólo estaremos allí unas horas y no podremos disfrutar de la playas caribeñas... Ahora que ya ha terminado el viaje restaría días en Managua y los añadiría a Corn Island. En fin, en otra ocasión!!







Así que completamos la segunda parte de nuestro viaje (en rojo en el mapa) para disfrutar de la naturaleza nicaragüense. Volcanes y lagos: allá vamos!







Desde la avioneta ya podemos ver el lago de Managua.







Llegamos a Managua, allí pasaremos los próximos días visitando la zona. Managua tiene fama de ser más peligrosa y más para dos chicas europeas, así que decidimos alquilar los servicios de un taxi para todas las visitas y él nos aconseja donde bajar, donde caminar con seguridad, donde nos tenemos que limitar a hacer la foto desde dentro del taxi, etc. Nos gustaría ir más libres, pero así estamos tranquilas.

Por cierto, no he hablado del clima. El calor se nota porqué es muy húmedo y pegajoso aunque pensamos que sería más fuerte. De hecho nos advierten de que está haciendo más frío de lo habitual por la época. Por otra parte es época de lluvias así que en cualquier momento te puede sorprender un FUERTE chaparrón. De hecho llegamos al hotel (Las Mercedes, el mismo en el que nos hospedamos a nuestra llegada) por la tarde con sol, y pensé en darme un chapuzón en la piscina pero como veis ya no pude...

Quedamos con el taxista (en el mismo hotel) para que nos recoja mañana a las 9 de la mañana para visitar la zona.






DIA 6 (30 julio): Managua - Granada - Managua

A las 9 después de desayunar nos dirigimos al Parque Nacional del volcán Masaya (a 7km de la ciudad de Masaya, a 23km de Managua). Allí pagamos la entrada (por coche) y entramos en el museo que relata la historia de los volcanes en centroamérica, especialmente en Nicaragua, "tierra de volcanes y lagos". Salimos al exterior del museo, el cual tiene un bonito mirador.


Volcanes de Nicaragua (todos activos excepto Maderas y Mombacho) vivanicaragua.com







Paramos en el pueblo de Masaya para adentrarnos en su mercado artesanal. Se trata de un mercado cubierto (tipo zoco). Para acceder a él hay que atravesar una pequeña muralla que da paso a un recinto increíblemente grande. Allí uno puede perderse horas entre figuritas, hamacas, artículos de piel, de cuero o de madera entre otros, eso sí a cual más colorido! Es la alegría del caribe... Al escuchar la palabra "compras" me olvidé del mundo entero y  no hice ninguna foto a la entrada del mercado con lo que una vez volví en mi misma (ya dentro del coche ;-) ) me volví para hacer rápidamente una foto a la muralla que da acceso al mercado (edificio gris a la izquierda) aunque en la foto toma protagonismo el "gallo más gallo"... jejeje





Mercado de artesanía de Masaya
De hecho creo que estuvimos 1,5 horas pero porque íbamos pendientes del reloj ya que el conductor nos estaba esperando fuera, con el coche aparcado en la puerta, sino podíamos haber estado incluso bastante más. Además tampoco fue tarea fácil salir de ese entramado de tiendas configurado en un sinsentido de laberínticas calles. Es de esos sitios que no puedes permitirte comparar muchos precios entre tiendas porque como quieras recular a buscar algún artículo que te ha gustado hace un rato vas a ser incapaz de encontrar la tienda, así que al principio comparábamos más, al final a la que nos gustaba algo lo pillábamos no fuera que no lo volviésemos a ver... Allí nos encontramos a gusto puesto que los comerciantes no te instaban a que comprases y podías entrar en cada tienda libremente sin que nadie te agobiara. Nos sentimos muy tranquilas y compramos algunos souvenirs a muy buen precio. 

Cargamos las bolsas en el coche y seguimos hacia el volcán Masaya. Éste es todavía un volcán activo, hecho que percatamos enseguida al detectar un gran olor a azufre a la que bajamos del coche. Antes, de camino al volcán me sorprende nuestra señal de "stop". Después de la sorpresa de verla traducida la encuentro de los más lógica y es en ese momento cuando me pregunto, por primera vez en mi vida, ¿por qué esta señal de tráfico en España estará en inglés...?








Llegamos al volcán. El coche se detiene en el párquing, habilitado frente al volcán, en el que se advierte del peligro de erupción que supone esta zona por lo que advierten de aparcar el coche en dirección a la salida por si hay que salir corriendo...









Nos dirigimos a la Cruz de Francisco de Bobadilla, desde las que se tienen unas agradables vistas de todo el valle y de la laguna de Masaya.

Cruz de Francisco de Bobadilla en el volcán Masaya



Vistas desde el volcán Masaya


Reanudamos nuestro recorrido en coche y continuamos hacia el mirador de Catarina, el cual ofrece una immejorables vistas del lago de Apoyo y al fondo el Lago de Managua. Un lugar que enamora por su magnitud y por el contraste del color verde del valle con el azul de los dos lagos. En este lugar uno puede pasar un buen rato admirando la belleza hechizante de la naturaleza... Además existen bares para tomar algo (un zumito de tamarindo por favor... mmhhh....), así como animación con instrumentos típicos o la posibilidad de realizar paseos en burro alrededor del lago, con lo que uno tiene diferentes opciones para disfrutar más si cabe de este bello lugar. 
















Nuestra ruta continúa hacia Granada, la ciudad más limpia, moderna y tranquila de las que hemos visitado en Nicaragua. Granada guarda cierto estilo europeo. Aquí se puede encontrar variedad de restaurantes (pizzerías, etc.) y servicios. Su colorida catedral espléndida.












Nos dirigimos a las isletas del Lago de Managua y de camino encontramos algún patio tipo andaluz. En las isletas se puede hacer una excursión por todas ellas (unos 30 minutos) en barca a motor.














Y finalizada la visita a Granada y sus alrededores es hora de ir de regreso a Managua (42 km).



DIA 7 (31 julio): Managua


Hoy será un día tranquilo visitando la ciudad de Managua sin bajar del coche. Únicamente bajamos del taxi en una zona privada de ocio, al lado del lago, donde hay atracciones para niños, restaurantes, etc. El acceso a esta zona es de pago, convirtiéndose en las únicas zonas realmente seguras en Managua puesto que está totalmente controlado el acceso. Por el camino hago alguna foto de pequeños puestos ambulantes. La verdad es que Managua no nos ha gustado nada... Pensamos que es una ciudad totalmente prescindible y nos alegramos de no haberle dedicado más días.






DIA 8 (2 agosto): Managua - Miami - París - Barcelona


Hoy día de vuelos. Estaremos en varias ciudades pero no podremos visitar ninguna. Viajamos de Managua a Miami, donde hacemos una escala de 2 horas y aprovechamos para comer. Seguimos hacia París y cuando estamos a punto de embarcar, con muchas ganas de hacerlo para coger el último vuelo que nos llevará a casa, falla el sistema informático del aeropuerto París - Charles  de Gaulle. Estuvieron unas dos horas intentando arreglarlo hasta que decidieron recurrir al embarque manual, anotando en un papelito nuestros nombres y posiciones asignadas al avión. Nos reímos un buen rato comentando que esto en La Costeña no les pasaba: el papel y el boli nunca falla!!! Finalmente y tras 20 horas llegamos a casita.




VALORACIÓN:


LO MEJOR:  Granada, mirador de Catarina, lago de Apoyo, lago de Managua y volcán Masaya.






LO PEOR: Managua, la inseguridad, el tener que vigilar con los mosquitos, la pobreza, el carácter tranquilo de la gente llevado al extremo. 



7 comentarios:

  1. Hola Anna, me ha gustado mucho tu relato de Niacaragua, es un pais que me llama mucho la atención, como la mayoría de Centro America. Por lo que cuentas es un pais poco seguro...

    Enhorabuena por el blog, te he añadido a mis paginas recomendadas de mi blog, y ya te sigo por el blog y por FB.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Mafi!!

      Pues sí, es una lástima que uno no pueda viajar con total tranquilidad por según que países... En el caso de Nicaragua el principal peligro se concentra en Managua, la capital. Aunque por otro lado destacaría a Granada como una de las ciudades más seguras de este país. Así que simplemente hay que ser consciente de por donde se anda y vigilar un poco en ciudades grandes o poco turísticas...

      De todos modos a nosotras no nos pasó absolutamente nada y pudimos disfrutar del viaje que nos sorprendió por la belleza de su naturaleza llena de volcanes y lagos!!

      Gracias por seguirme, de hecho ya nos seguimos mutuamente!!

      Un saludo y felices viajes!!!!

      Eliminar
  2. Acabamos de llegar de Panamá me ha parecido muy parecido en algunas cosas, aunque creo que la inseguridad en Nicaragua es peor y que Panamá tiene un mejor nivel de vida.

    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco,

      Yo solamente he estado en Panamá haciendo escala de camino a Nicaragua, así que desgraciadamente no puedo comparar, a ver si algún día... Nicaragua me sorprendió para bien, pero es cierto que la falta de seguridad (sobretodo en Managua) hace que no te relajes y disfrutes como en otros sitios aunque tiene rincones preciosos e merecen mucho la pena. Espero que disfrutarais mucho de Panamá, me gustará verlo.

      Saludos

      Eliminar
    2. ES MUY MARAVILLOSO
      Si he encontrado la sonrisa es gracias a el Señor Alain BOULARD,
      porque he recibido un préstamo de 17.000€ I si ta,t, encontrar, y dos de mis colegas también han recibido préstamos de este SEÑOR sin ningún tipo de dificultades, con una tasa de 2% por Año.Si he publicado este mensaje , es para dar testimonio de la bondad y la buena fe de este Señor que hizo préstamos y amortizaciones de crédito financiero.Por todos sus beneficios, por favor u otro servicio financiero,por favor contactado: alain.boulard@mail.ru

      Eliminar
  3. Que lastima que no te gusta Managua.. es una ciudad muy linda y moderna... lo único que tenias que caminar con alguna personal citadina que conociera bien los sitios.. no es lo mismo que un taxi... para la próxima me ofrezco a invitarte a conocer mas de mi bello Pais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que tiene rincones encantadores. Nosotros nos limitamos a seguir las indicaciones del taxista que nos recomendaba no bajar del coche por cuestión de seguridad. Hubiera estado genial poder pasear de la mano de alguna persona local, pero desgraciadamente no tuvimos esta oportunidad. A ver si hay una segunda ocasión. Nicaragua en general nos encantó.

      Gracias por pasar y comentar.

      ¡Saludos!

      Eliminar